Vacaciones caribeñas: Isla San Andrés

Estándar
Vacaciones caribeñas: Isla San Andrés

Debo partir diciendo que ahora que estoy acá (en casa, en siento que tuvimos que sacar más fotos, pero es que en realidad me dediqué a disfrutar de cada momento y experiencia. Sacamos varias fotos pero pudieron ser más. Hay cosas que sólo quedan en mi memoria (cierto Mari jajajaja)

Vamos a empezar por orden…. les aviso que es un post extenso 😉

Llegamos el martes 25 de agosto como a las 18:30, entre los trámites de entrada a la isla (para los que no saben, tanto colombianos como extranjeros deben pagar un impuesto de ingreso a la isla que es de aproximadamente 22 dólares), la recuperación de la maleta, y el check in del hotel estábamos en la piscina alrededor de las 20:00 disfrutando full porque la cerraban a las 21:00. Un calor de la puta madre así que estuvo rico ese chapuzón.

Al día siguiente estuvimos toda la mañana en la playa del hotel y en la tarde partimos al tour mantarraya y acuario que quedaba ubicada en otra mini isla como a 10 min de distancia. Aquí partió mi aventura.

A mí me encanta hacer snorkel, pero siempre he tenido un sentimiento de pánico/nervio a nadar cerca de peces y para que decir tocarlos. Bueno, en estas vacaciones toqué una mantarraya (tan suave) y nadé con miles de peces :/ (estoy rande)

Al día siguiente fuimos a Johnny Cay que es otra mini isla que queda frente a San Adnrés con una playa maravillosa, ese día nos tomamos la primera chela a las 10:30 y yo me dije “no será mucho?” pero nooooo, ERA JUSTO Y NECESARIO jajajaja 😀

Almorzamos un pescado frito con arroz de coco, ensaladas y patacón (es plátano verde aplastado frito). Exquisito, en otra circunstancia ni cagando me lo como jajajaja sólo por la apariencia, pero estaba delicioso 😛

Esa misma noche fuimos a Noche Blanca que era un carrete en un barcaza y la idea era ir vestidos de blanco obvio… estuvo demasiado prendida, wenisimaaaa!

Al día siguiente hicimos el recorrido alrededor de la isla y arrendamos un carrito de golf 4×4 a todo cachete

La primera parada fue “La Piscinita” que es una pileta natural profunda ideal para observación de peces (damn it)… Cuando llegas pagas una entrada de menos de luca y te dan trozos de pan para alimentar a los muy malditos, eran literamente como pirañas. Les tirabas pan y partían desesperados a comérselo, fue una pesadilla entrar al agua. O te tirabas un piquero/bombita o bajabas por la escalera (yo elegí la opción N°2), cuando miraba por debajo veía todos esos peces comiendo histéricamente y me cagaba de miedo, pero ya estaba ahí y no iba a echarme para atrás… así que me hice la valiente, me sumergí y comencé a patalear con todas mis fuerza e inteligentemente saqué mis manos hacia la superficie en un intento desesperado por salvarlas. Por qué hice eso??? ni idea, fue mi primera reacción jajajajaja 😀 tengo una imagen visual de ese momento y pucha que me da risa

Seguimos con el recorrido y paramos almorzar “Donde Francesca” que es un lugar bien conocido y bien rico

Fuimos a una iglesia (primera iglesia bautista de la isla creadad en los 1800’s y ahí nos contaron un poquito más de la cultura y de su idioma nativo “creole” que es una modificación del inglés para que los amo no entendieran a los esclavos, no todo fue playa, sol y copete también aprendimos) para llegar hasta el campanario (punto más alto de la isla) y tener una vista de 360 grados de San Andrés… igual fue del terror esa travesía

El último tour que hicimos fue a Cayo Bolivar, una isla como a 1 hora de San Andrés a mar abierto, una alpargata el Raptor de Fantasilandia al lado de esa aventura 😀 La isla era paradisíaca y caribeante en su máxima expresión. Nos embetunamos en bloqueador porque estaba power el sol ese día y con la arena blanca y el reflejo del agua estaba cuatico para quemarse

Por el otro lado de esa isla (había un lado para bañarse y tomar sol y otro lado para hacer snorkel) habían 6 tiburones gato, esa wea la llevó. Y al contrario de la experiencia de “salva tus manos de las pirañas come pan” esta fue bkn desde el principio, cero miedo… De hecho andaba persiguiendo a los pobres para verlos de más cerca… lindo lindo

Nuestro último día fue para aprovechar lo máximo posible la playa y piscina del hotel. Fuimos almorzar a un resto de comida típica llamado Miss Celia. Yo pedí el plato de la casa: Pescado, caracol, cangrejo, camarón y langosta acompañado de arroz de coco, ensalada y patacones y el gordis pidió Rondon que es el plato típico isleño: hecho a base de leche de coco, pescado, caracol, pig tail (colita de cerdo salada), patata, yuca, plátano verde y dumplin (masa de harina de trigo)… los dos estaban exquisitos 😛 me encantó el caracol, no lo había probado antes y es delicioso

Anuncios

»

  1. Qué lindas fotos!! Que miedo lo de nadar con las mantarrayas y tiburones, no sé si podría. Amo los patacones, acá les decimos tostones y son parte integral de nuestra alimentación. Y con el calor estoy bregando ahora mismo, lo extrañaba pero no me acordaba de se severidad jajaja. A veces no tomamos tantas fotos pero lo importante es recordar lo vivido. 😀

    Me gusta

  2. Soñao soñao gaya, como diría una pelolais.
    Increíble ese color del agua, jamás lo he visto en vivo, y tocar a los peces debe ser relajante! aunque al principio también me daría cosita.
    Oye eso de mariscos se ve reeeeco, aunque le sacaría los caracoles, me da pena jajaja.
    Genial que hayas podido relajarte en este lugar hermoso! 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. Que bellas fotos!!! se nota que la pasaron genial, la comida se ve súper aunque yo no se que comería (como soy veggie jajaja) oye se paso el agua súper cristalina!!!
    Te entiendo con eso de “debí haber tomado mas fotos” siempre me pasa pero es que una esta tan concentrada en disfrutar que a veces te olvidas de sacar mas fotos!!
    Besitos Pao 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • A puro arroz de coco y limonada jejeje
      Le dicen el mar de los 7 colores, y en realidad tiene varios tonos por los corales
      Si po, pero por lo menos lo pasamos genial y todo queda grabado en nuestros ❤
      Besitos linda

      Me gusta

    • En realidad un sueño hecho realidad!
      Fue cuático nadar con toda cosa alrededor de mí, pero fue una experiencia maravillosa que me encantaría repetir!
      Los caracoles son deliciosos… omitiendo cualquier apariencia extrañaaaa… kami

      Me gusta

  4. Que viaje más bonito, me encantaron tus fotos, son realmente dignas de un viaje al mismísimo paraíso. Yo me hubiera muerto de gusto comiendo esas cosas tan ricas, esos platos se ven mortales! Y que experiencia más linda poder nadar con los peces… ay que es rico soñar mientras esperamos las vacaciones (que parecieran no llegar nunca!)
    Besitos!!

    Me gusta

  5. Como dicen algunas, tus fotos están “amadas”. ¡Beeeellas! Qué rico que ese espíritu caribeño todavía te acompaña, disfrútalo a concho y extiéndelo muuucho tiempo. Con una leche de coco creo que podrías jejeje, porque con una chela a las 10.30 AM sería Mucho Lucho pal estándar chileno, jajaja.
    Saludos para ti.
    🙂

    Me gusta

    • Es que allá no existía horario jejejeje y con el calor de los mil infiernos el alcohol lo botabas en un segundo jejejeje así que no quedaba en la sangre. Y bueno la verdad es que en Chile no lo haría ni cagando aunque estuviera de vacas SALÚ

      Me gusta

  6. Pingback: Recuento 2015 | SOY_FURTIVAA

  7. Pingback: Nuestro matri | SOY_FURTIVAA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s